Las 4 claves de la selección de personal: cómo garantizar el éxito del proceso

El proceso de selección de personal es vital para que tu empresa cumpla con tus objetivos. Hacerlo de una forma rigurosa, incluso científica, te ayudará a ganar en tranquilidad y a que todo tu equipo reme en una sola dirección. Un buen proceso de selección de personal te ahorrará, sin lugar a duda, imprevistos indeseados.

Una buena selección de personal persigue evaluar las aptitudes y actitudes de los candidatos. Cabe destacar, que estas características no se elegirán siguiendo un patrón fijo. Según las necesidades de tu organización y la del puesto de trabajo a cubrir, se creará un filtro adecuado y personalizado. Hay que desconfiar de todo aquel profesional u organización que te presente una receta universal.

Antes de entrar en materia, una recomendación que te hacemos, si tu empresa no goza de un equipo interno dedicado a la selección de personal, es que encuentres a una empresa que se dedique a ello y que comprenda cómo es tu empresa y su cometido, para que pueda prever con tiempo cuando vas a necesitar una selección de personal.

En este post te hablaremos de las 4 claves o fases indispensables de una buena selección de personal.

Preselección

Al ser la primera fase del proceso, hacer bien ésta minimizará los errores de las siguientes. Hoy en día, debido a la crisis económica recién superada, hay muchas personas y profesionales en búsqueda activa de trabajo. Esto hace que las selecciones de personal reciban miles de candidatos, cuando realmente se busca a una sola persona.

Esto podría parecer una buena noticia, pero al igual que incrementa las posibilidades de éxito, también aumenta las de fracaso. Hacer una buena criba, seleccionando a los profesionales mejor preparados o más adecuados, hará que puedas trabajar con tranquilidad en las siguientes fases.

Debes tomar consciencia de quién eres, qué ofreces y a qué profesional le puede interesar. No se trata de buscar el mejor, se trata de encontrar el mejor para ti, para el desarrollo de tu empresa.

Realización de pruebas

¡El movimiento se demuestra andando! Una forma de complementar el punto anterior es poner a prueba el currículo de tus candidatos mediante test, exámenes, portafolios, etc. ¡Del dicho al hecho hay un buen trecho! Hacer pruebas es una forma muy interesante de detectar los currículums fraudulentos.

Muchas empresas, probablemente por exceso de prisa, suelen descartar este punto del proceso de personal, ¡craso error! Poner a prueba a los candidatos te ayudará a que sepas seguro que en el momento de la verdad van a saber cumplir.

Entrevistas

¡Un clásico de la selección de personal! Son tan famosas que la mayoría de empresas piensan que son el único punto de la selección de personal. ¡Pues no! Llegados a este punto, si se han realizado bien los dos anteriores, una entrevista de trabajo debe ser la ocasión de conocer el carácter humano del candidato, más allá del currículo y de los títulos académicos, el factor humano es crucial para el trabajo en equipo.

Una entrevista, dentro del proceso de selección de personal, es una ocasión indispensable para conocer las motivaciones, la personalidad, los objetivos profesionales y los suelos de todos los candidatos a trabajar en tu empresa.

Fase final

Una vez hayas hecho las entrevistas deberás elegir. Volver a plantearte qué necesita tu empresa y descubrir qué candidato está interesado en lo que ésta puede ofrecerle. En esta fase deberás preparar la acogida de tu nuevo empleado, para que se integre en tu equipo y, en el mínimo de tiempo posible, sea uno más.

En los siguientes posts, te seguiremos hablando de los procesos de selección de personal y de los procesos de evaluación que estos conllevan. Una forma que tenemos en PSICOAC de transmitirte nuestra pasión por el mundo de los Recursos Humanos y del desarrollo de personas y empresas.

 

¡Hasta la próxima!

Etiquetas: SELECCION, selección perosnal, contratar personal, evaluación de personal