5 beneficios de tener habilidades sociales en la empresa

Ninguna escuela u universidad ha incorporado una de las asignaturas (¿pendientes?) más importantes para la vida en general y el mundo laboral en particular: las habilidades sociales. Éstas, como el valor en la mili, suelen darse por supuestas.  ¡Craso error! Si no, levanta la cabeza y, si estás en tu puesto de trabajo, haz un recuento de las personas con las que te llevas bien, con las que te llevas mal y con las que te son indiferentes.

La mayoría de las empresas suelen contratar personal en base a sus aptitudes intelectuales y formativas, como quien compra un ordenador, haciendo caso omiso a la inteligencia emocional o a las habilidades que tienen que ver con las emociones y la comunicación de éstas.

Este post pretende reivindicar las habilidades sociales en la empresa, y explicar por qué los seleccionadores y evaluadores de personal deben empezar a entender que éstas son una cualidad indispensable para ofrecer un buen producto o servicio.

1. Ganas de ir a trabajar

Saber tratar con los demás hará que el trabajador tenga facilidad para empatizar, incluso para simpatizar, con sus compañeros de trabajo. Esto hará que no se creen las desagradables enemistades que la mayoría de las veces son identificadas como motivos por los cuales a uno no le apetezca ir a trabajar; “¡no tengo nada de ganas de ir y encontrarme con Luís”, seguramente hayas escuchado alguna vez una frase parecida…

2. Equipos mejor comunicados

Es evidente este punto. No hace falta que nos explayemos mucho en la explicación: mejores habilidades sociales implican mejor comprensión del otro, mejor comprensión del otro implica mejor empatía (incluso simpatía), mejor empatía implica saber cómo tratar al otro de forma personalizada, tratar al otro de forma personalizada implica que el otro se sienta bien, que el otro se sienta bien implica que posiblemente habrá reciprocidad en el trato… reciprocidad en el trato implica mejor comunicación.

3. Mejor ambiente de trabajo

Este punto es consecuencia directa del anterior. Un equipo bien comunicado, no solo a nivel logístico laboral, será un equipo alegre y, de momento, hasta donde nosotros sabemos, alegría es señal de buen ambiente, motivación, incluso de felicidad.

4. Aumento de la productividad

Como si de un efecto dominó se tratase. Mejor comunicación implica mejor ambiente de trabajo y mejor ambiente de trabajo implica trabajadores más productivos y motivados esto, a su vez, implica:

5. Mejor trato con el cliente

¡Es así! Las mismas habilidades desarrolladas sirven de forma interna y de forma externa. Al fin y al cabo, las habilidades sociales implican tratar con personas y los clientes son personas. Si a esto le sumamos que tus trabajadores trabajen con buen humor…

¿Cómo puedo mejorar las habilidades sociales de mis empleados u equipo de trabajo?

En primer lugar, te recomendamos que regales a cada uno de tus trabajadores la biblia de las habilidades sociales: “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas” de Dale Carnegie. Un incunable de las redes sociales, un libro que a pesar de estar escrito en los años 70 sigue más vigente que nunca.

En segundo lugar, te recomendamos que tu equipo haga un entrenamiento en habilidades sociales. Para ello, te invitamos a contactar con PSICOAC para ayudarte a mejorar las habilidades sociales de tu equipo.

¡Hasta la próxima!

 

 

Etiquetas: desarrollo de personal,, desarrollo de empresas,, desarrollo organizacional,, desarrollo de profesionales,, desarrollo de equipos de trabajo,, desarrollo de personas y empresas,, desarrollo personal y organizacional,, desarrollo personal,, habilidades sociales, habilidades sociales en la empresa