¿Conduces a tu equipo con GPI?: las ventajas de conocer realmente a tu equipo

El GPI, acrónimo de Great People Inside, es una herramienta para descubrir el potencial de tu equipo u organización. Una forma de poder conocer a las personas que forman tu grupo de trabajo, las que lideras. Incluso te permite conocerte a ti mismo.

El GPI es la herramienta ideal para conocer a tu equipo de forma general e individualizada. De este modo, podrás conocer a los integrantes de tu equipo y saber cómo reaccionarán ante una supuesta situación, en función de tus objetivos marcados.

Saber cuál será la reacción de los integrantes de tu equipo ante una coyuntura, te ayudará a poder prever posibles situaciones y anticiparte a la solución, escogiendo el miembro más adecuado para el trabajo.

¿Has leído el libro Las reglas del management, de Richard Templar?

Si eres mánager o líder de una (o en una) empresa habrás leído este libro. Por este motivo, nos gustaría hablarte del GPI a través de hablarte de este best seller que todo gestor de equipo debería haber leído por lo menos una vez.

Este mítico libro está estructurado en 100 reglas, 34 destinadas a explicarte cómo dirigir a tu equipo y el resto, 66, destinadas a darte instrucciones sobre cómo dirigirte a ti mismo.

La regla número 11 dice que lo primero que debes hacer es conocer de qué “pasta” está hecho tu equipo. El GPI es una herramienta ideal para saber los materiales de los que está hecha esta pasta.  Debes conocer los límites de tu equipo, de esta forma, en función de tus objeticos, sabrás distribuir las tareas, según las personas.

Otro punto que aborda el libro es el de tu función como manager dentro de la organización, cómo puedes mejorar a tu equipo en función de sus capacidades. Otra regla que puedes cumplir con la herramienta GPI.

Conducir con GPI, mejora tu toma de decisiones como jefe de equipo

Conocer el valor de las piezas con las que vas a jugar la partida te permite establecer tu estrategia. ¿Te imaginas que un jugador de ajedrez no supiera qué función o cómo se mueve el caballo? ¿Podrías llamarlo, por lo tanto, jugador de ajedrez?

Conducir con GPI te dará los conocimientos para jugar la partida, para conseguir el objetivo que se propone tu proyecto. Por otro lado, te descubrirá la motivación e implicación de los miembros de tu equipo.

Más adelante te hablaremos del funcionamiento de la herramienta GPI, pero para proseguir con este post nos gustaría explicarte brevemente una parte del proceso de conducción con GPI: una vez pasados los pertinentes test, cuando el empleado recibe su evaluación y descubre qué puntos debe mejorar, éste, si realmente quiere mejorar, debe someterse a un entrenamiento.

Pero ¿qué pasa si el trabajador no quiere mejorar o no se esfuerza lo suficiente? Pues que deberás prepararte para tomar una decisión que el libro de Richard Templar define como “prepararse para la poda”. Si una vez evaluado a tu equipo ves que hay piezas que siguen fallando, deberás retirarlas del tablero, si lo crees conveniente.

¿Conoces a tu equipo, lo amas?

A modo de conclusión, nos gustaría que reflexionaras sobre tu papel como manager, leyendo estas palabras de la Madre Teresa de Calcuta:

<< Así que quieres cambiar a la gente... ¿Conoces a tu gente? Si no conoces a las personas, no habrá comprensión, y si no hay comprensión, no habrá confianza, y si no hay confianza, no habrá cambio. ¿La quieres? Si no hay amor en lo que haces, no habrá pasión, y si no hay pasión, no estarás preparado para asumir riesgos, y si no estás preparado para asumir riesgos, nada cambiará.>>

En el próximo post seguiremos hablándote de tu papel como manager y de las ventajas de conducir a tu equipo con GPI. Nos despedimos temporalmente con la esperanza de que reflexiones sobre lo que te hemos expuesto.

 

¡Hasta la próxima!

Etiquetas: evaluación de personal, evaluación de personas, GPI, Great People Inside, Evauación Equipos, Evaluación de Empresas