Saber usar LinkedIn como propósito para 2018

La red está plagada de contenidos que te cuentan cómo usar LinkedIn, como optimizar tu perfil, cómo hacer contactos… pero, a nuestro parecer, todos los contenidos creados hasta la fecha de hoy se quedan en la superficie, se limitan a entender el iceberg como la punta que emerge de la profundidad.

Por este motivo, este no es el típico post destinado a que sepas como cuidar de tu perfil. Suponemos que a casi dos décadas vividas de siglo XXI sabes de sobra cómo funciona un perfil de redes sociales.

Reflexionemos sobre la búsqueda de empleo en Internet

Si estás leyendo este post, seguramente, es porque estás buscando empleo y, lo tengas o no lo tengas, sabes que las redes sociales, hoy día, son una herramienta indispensable para encontrarlo. ¡Es así!

Los canales de búsqueda tradicionales, y no nos referimos a dejar un currículo en la recepción de una ETT o de una empresa, han cambiado. Postular candidaturas en portales online especializados ya no es lo único que puedes o debes hacer. Hay que vivir la búsqueda de trabajo de forma activa, nunca de forma pasiva, a la espera de que te llamen de los lugares donde has dejado unos DIN A4 con tu formación y experiencia impresas.

LinkedIn como parte de tus tareas diarias

Ya habrás oído mil veces la frase de “buscar trabajo es un trabajo”. En primer lugar, decirte que la búsqueda de trabajo debería ser un hábito. No importa que tengas o no tengas trabajo. La concepción de mundo ha cambiado y la idea de estar en una empresa eternamente ya no es una opción. Los trabajadores estamos sedientos de nuevos retos. Además, hay una teoría que dice que para la salud mental de una persona es conveniente cambiar de trabajo (incluso de pareja) cada siete años.

Pero más allá de teorías y metafísicas una cosa es cierta: igual que cuidas de tu Instagram, Facebook, Twitter, Pinterest… deberías plantearte trabajar con el mismo mimo tu LinkedIn. De algún modo, es la única red social que te beneficia económicamente, debido a que con ella puedes encontrar trabajo y este trabajo te va a dar dinero. Trata, por lo menos, de dedicarle 15 minutos al día, ¡que no cuesta nada!

Ten en cuenta que LinkedIn:

1. Mejora tu empleabilidad

Estar en la red y mostrarte como un miembro activo, te da una imagen positiva, te dota de una imagen de profesional proactivo y, sobre todo, le recuerda a tu red de contactos profesionales que existes, que estás en el mercado y estás interesado en participar en y de él.

2. Es un escaparate

Por lo tanto, plantéate qué quieres transmitir. Cómo quieres ser conocido y reconocido. Trabaja tu reputación.

3. Sirve para encontrar

Antiguamente, para acceder a otro profesional tenías que vivir una odisea. Tenías que buscar la forma de llegar él. Hoy en día, si quieres contactar con alguien para ofrecerle tus servicios o para crear sinergias laborales, lo único que tienes que hacer es poner su nombre, cargo o empresa en el buscador que aparece en la parte superior de la interface de LinkedIn.

4. Sirve para que te encuentren

Muchos responsables de contratación de empresas usan LinkedIn para reclutar a profesionales, sobre todo a profesionales cualificados y cargos medios altos de las empresas. Así que ya sabes, ten tu perfil perfectamente pulcro para ser encontrado y, esperemos, posteriormente contratado.

¿Qué decides?

Está en tus manos usar o no LinkedIn. No podemos hacerlo por ti. Lo que sí podemos decirte es cómo debes hacerlo:

1. Cuidando de tu imagen

No abordaremos este punto porque la literatura producida al respeto es vastísima, solo tienes que hacer una búsqueda en nuestro querido amigo Google para saber cómo hacerlo.

2. Cuidando de la imagen de la empresa en la que trabajas (en el caso de que trabajes)

Este punto es muy interesante. Solemos pensar que somos un individuo, pero en el fondo, como tal, parte de la imagen corporativa de la empresa en la que trabajamos es parte de nuestra imagen. Por lo tanto, ser proactivo con los canales de tu empresa es una muy buena forma de retroalimentar esta imagen que os favorece a los dos, y que a ti te desmarca como una persona comprometida con los proyectos en los que participa.

3. Aportando valor

Las redes sociales son un lugar indudablemente propicio para compartir intereses, opiniones, información, etc. Una forma de trabajar tu imagen y de crear vínculos con tus contactos, descubriendo puntos en común.

4. No pasándote de creativo

A modo de conclusión, recordarte que usar LinkedIn de forma correcta es usarlo de forma adecuada. Parece una obviedad, pero no lo es. Muchos profesionales, queriéndose desmarcar del resto y llamar la atención, se pasan de creativos y originales. Lo llegan a ser tanto que luego no pueden ser encontrados. Usa las palabras correctas, por ejemplo, si eres director de cine no digas que eres “constructor de sueños”, por muy chulo que quede, nadie te buscará por esta cadena de palabras. Debes saber cuando tienes que ser serio y cuando no.

¡Hasta la próxima! 

Etiquetas: modo empleo LinkedIn,, como usar linkedin, encontrar trabajo por linkedin

Saber usar LinkedIn como propósito para 2018
Rating 4.2/5 -