imagen conductor rueda

¿Eres manager y no conduces con GPI?

En el post anterior, ¿Conduces a tu equipo con GPI?: las ventajas de conocer realmente a tu equipo, te hablamos del GPI y de como esta herramienta puede ser tu hoja de ruta a la hora de conducir a tu equipo, con el objetivo de conseguir sus objetivos y los de tu empresa.

Este post está dedicado a los jefes de equipo, a los managers. Por que sin ellos los equipos serían un barco a la deriva y las empresas una alegoría del Titanic. Si no existiera la figura del manager habría que inventarla, pero primero de todo, para empezar, respondamos la siguiente pregunta:

¿Qué es un manager?

Hoy en día, la figura y funciones del manager están muy discutidas. El mundo ha cambiado y el manager ya no se puede traducir de forma simple por el jefe, el capataz o “quién manda”. El mundo de la empresa tiene nuevos puntos de vista y no nos podemos quedar con la acepción más simple, que solo tenga en cuenta un prisma.

Entendemos como manager a la persona que tiene que dirigir equipos, con el fin de cumplir con los objetivos marcados. Un gestor de personas… Una persona que tiene que tomar decisiones en base a lo abstracto, para que otros hagan.

Por lo tanto, si un equipo fuera un coche, el manager no sería ninguna de las partes, a no ser que un vehículo no esté completo sin su conductor, ¿No crees?

Por otro lado, vivimos en la era del liderazgo transformador, los managers deben ser capaces de ayudar al desarrollo de todos los miembros del equipo, igual que el conductor debe cuidar de todas las partes del coche.

¿Conoces las piezas de tu coche?

Una de las cosas que diferencia los conductores profesionales de los conductores aficionados es que los primeros conocen en profundidad las piezas de su vehículo, porque saben que, de este modo, si algo falla, será más fácil detectar qué y, por lo tanto, crear soluciones de forma ágil y eficaz.

Por este motivo, hace aproximadamente 10 años, empezamos a incorporar la herramienta de evaluación de personas GPI a nuestros procesos de selección y evaluación. De esta forma, podríamos ayudar a los managers a conocer las piezas de su equipo, sus capacidades cognitivas, de toma de decisiones, tendencias de comportamiento, etc.

De todas las herramientas existentes, elegimos la GPI porque nos permitía unificar el lenguaje de todos los departamentos y de todas las áreas. De esta forma, no solo un equipo remaba en la dirección correcta, sino que eran todos los equipos que, coordinados y bien comunicados, avanzaban hacia su objetivo.

¿Te gusta conducir?

Hace ya muchos años que los managers mandaban “porque sí”, “porque yo lo digo”, “es una orden”, su imagen era de ceño fruncido, incluso parecía que no les gustaba su trabajo, que lo hacían a disgusto, como si su equipo les fuera una carga.

Hoy, las cosas han cambiado y los managers trabajan desde le persuasión, la seducción y desde la comunicación, incluso parece que les ha cambiado la cara y que les gusta y creen en lo que hacen. Seguramente, este cambio ha sucedido gracias a herramientas como la GPI, instrumentos capaces de ayudar a los managers a trabajar coordinados y coordinando a su equipo de forma correcta, de forma satisfactoria.

Si eres manager y quieres saber más sobre esta herramienta de evaluación de personas y equipos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, para hablar de cómo te podemos ayudar a conducir con GPI y descubrir el potencial de tu equipo.

¡Hasta la próxima!

¿Eres manager y no conduces con GPI?
Rating 4.6/5 -