Liderazgo en entornos VUCA

 Muchos de nosotros en nuestras organizaciones no hemos oído hablar de VUCA pero en mayor o menor medida lo estamos experimentando en nuestro día a día.    

El término VUCA fue introducido por primera vez a principios de los años 90 en Estados Unidos para referirse al mundo que emergió tras el fin de la Guerra Fría y que se caracterizaba por ser más volátil, incierto, complejo y ambiguo que nunca antes. 

En el contexto empresarial, VUCA adquirió fuerza tras la crisis financiera mundial de los años 2008 y 2009 y desde entonces ha tenido una gran presencia en el desarrollo del liderazgo en las organizaciones.

En el concepto empresarial, VUCA podríamos definirlo como:

  • Volatilidad. Incremento considerable en las tres dimensiones de los cambios a los que nos enfrentamos hoy: el tipo, la velocidad y el volumen.
  • Incertidumbre (Uncertainty). La ausencia de previsibilidad de los acontecimientos. Los acontecimientos ya no se dan por probabilidad sino por posibilidad. No se puede hacer una previsión que garantice los resultados deseados.
  • Complejidad. La confusión generalizada, la no conexión clara entre causa y efecto, que envuelve hoy a cualquier organización.
  • Ambigüedad. La ausencia de precisión en la realidad y la existencia de múltiples significados en las condiciones que nos rodean.

Se trata de un mundo donde la única constante es el cambio.

El entorno VUCA implica que debemos enfocarnos en lo que es posible (porque cualquier cosa puede ocurrir) en vez de en lo que es probable que ocurra (que viene determinado por lo que ocurrió antes, únicamente por la probabilidad y por la experiencia).

Atreverse a mirar donde nadie mira

El primer paso para liderar en estos entornos sumamente complejos es atreverse a mirar donde nadie mira,  permitirnos la posibilidad de cuestionarnos todo y aprender a hacerse preguntas diferentes.

Debemos pasar de tratar de averiguar lo que es más probable a tratar de ver el campo de posibilidades existentes, lo cual es más difícil de lo que parece.

Por lo general a nuestro cerebro le gusta mucho más el esquema mental de recortar, reducir y simplificar la información, pero para conseguir ese cambio necesitamos crear nuevos hábitos, nuevos patrones. Tener la habilidad de desarrollar otra mirada para generar nuevas oportunidades.

Necesitamos hablar unos con otros de modo diferente, recopilar información de modo distinto, y desarrollar planes y estrategias diferentes para el futuro.

Generar aprendizaje experiencial

En mayor o menor medida cada uno de nosotros actúa en relación a un determinado mindset, un determinado esquema mental.  Por poner un ejemplo: cuando encaramos una reunión siempre vamos con una idea en la cabeza y cuando formulamos una pregunta buscamos una respuesta en la cabeza. Y en los líderes y managers del presente todavía hay una verticalidad latente .

En el mundo de la empresa no hay una relación directa entre causa y efecto y esto lo podemos comprobar al crear equipos. Juntamos un grupo de personas perfectamente preparadas con talento y experiencia que han triunfado en un proyecto determinado y sin embargo a la hora de afrontar otro tipo de retos en otro entorno, todo es un completo desastre. ¿Qué ha fallado? ¿Por qué no hay una relación directa entre acción y reacción en el sistema? Seguramente hay otros factores en la ecuación que son no lineales, es decir, hay otras variables que hay que tener en cuenta.

Y para aprender a identificar estas variables, debemos aprender de la experiencia para liberarnos un poco de nuestro mindset que siempre nos mantiene encorsetados

Potenciar la interdependencia

En las organizaciones de hoy nos necesitamos los unos a los otros. Nuestra propia supervivencia depende de una gran adaptación.  Los desafíos que se nos presentan en entornos VUCA van a ser multidisciplinares. Las profesiones del mañana todavía no existen hoy, los perfiles variados y la interdependencia entre los departamentos será clave para la adaptación.

Para fortaleces los vínculos entre las personas que son el verdadero motor de las organizaciones será necesario estableces dinámicas presenciales activas y lúdico-formativas que aglutinan diferentes disciplinas, dirigidas a identificar cómo las personas gestionan y desarrollan sus aptitudes y actitudes en las organizaciones, para inspirar, energizar y entrenar los comportamientos para la toma de decisiones.

 

 

Etiquetas: desarrollo de personal,, desarrollo de empresas,, liderazgo

Liderazgo en entornos VUCA
Rating 4.0/5 -

Módulo de contacto PSICOAC

Contáctenos

Si desea más información, complete este formulario. Nos pondremos en contacto con usted a la brevedad posible.